Publicado: 14 de Febrero de 2015

La pérdida de los dientes siempre es traumático que nos afecta anímica y estéticamente. Provoca que nuestro rostro vaya cambiando progresivamente porque los labios se van hundiendo poco a poco.

Para detener este proceso actualmente existen varias posibilidades, una de las mejores soluciones son los implantes. Con ellos, no solo pondremos remedio a las cuestiones estéticas, sino que además recuperaremos la funcionalidad de nuestra boca ya que los implantes actúan igual que nuestros propios dientes.

Si necesitas más información sobre el tratamiento o quieres hacernos cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros.